Salud Mental

Razones por las que la ansiedad es difícil de tratar (y lo que usted puede hacer)

5 Razones por las que la ansiedad es tan dificil de manejar y lo que usted puede hacer

¿Alguna vez ha tenido un amigo o familiar que le ha dicho “No pienses en eso” o “Deja de preocuparte” cuando se sentía triste o preocupado? Si deshacerse de las emociones negativas es tan fácil, ¿Por qué es que hay millones de adultos con ansiedad y depresión? La verdad es que no podemos simplemente deshacernos de las emociones negativas cada vez que nos da la gana. A veces podemos distraernos o pensar de manera más positiva, pero en otras ocasiones las emociones nos agarran y se aferran a nosotros.

Si no tenemos cuidado, podemos empeora las cosas. Aquí hay algunas maneras efectivas de mantener sus emociones bajo control.

La razón por la cual es difícil combatir las emociones negativas es que están ahí por una razón, para advertirnos del peligro y preparar nuestras mentes y cuerpos para escapar, defendernos o para ayudarnos a retirarnos y conservar la energía cuando nos enfrentamos a un pérdida. Pero a veces estas reacciones son injustificadas, demasiado intensas, o interfieren con la vida diaria y la resolución eficaz de problemas. A continuación se presentan cinco razones por las cuales las emociones negativas son tan difíciles de manejar.


Razones por las que la ansiedad es difícil de tratar

1. Su cerebro está programado para la supervivencia, no para la felicidad. Es por eso que las emociones negativas, los errores del pasado y las preocupaciones sobre el futuro continúan saliendo a la superficie. Debido a esto, usted se puede quedar atrapado en ciclos repetitivos de autocrítica, preocupación y temor que interfieren con su capacidad para disfrutar el momento presente.

2. No funciona con sólo poner las emociones negativas de lado o fingir que no existen. Su mente mantendrá llamándole la atención sobre el tema de nuevo como un recordatorio de que tiene un problema continuo que necesita ser resuelto (incluso cuando no hay nada que pueda hacer para mejorar la situación). Suprimir los pensamientos mientras se encuentra en un estado de ánimo negativo hace que sea más probable que tanto los pensamientos y el estado de ánimo negativo volverán a ocurrir.

3. El cuerpo y la mente reaccionan a las imágenes y los acontecimientos mentales como si fueran acontecimientos que suceden en el mundo real. Trate de pensar en oler y luego morder un limón. Es probable que sienta un cambio en la saliva en la boca. Ahora piense en poner su mano en una estufa caliente. ¿Siente que su corazón late con fuerza un poco más rápido? Usted puede causarse estrés tan fácilmente con una situación en su mente como con un situación en la vida real. Cuando los sentimientos negativos se vuelven crónicos, tienen un efecto negativo en su mente y cuerpo, causando inflamación, desequilibrio hormonal, o problemas de inmunidad.

4. Los pensamientos negativos se alimentan mutuamente. Usted puede preocuparse por no tener suficiente dinero. Y seguir con el pensamiento: “¿Qué pasa si pierdo mi trabajo?” Entonces uno se pregunta si puede pedir ayuda y lo siguiente, se siente solo y sin apoyo. Un pensamiento negativo que ocurre una y otra vez puede convertir un problema controlable en un conjunto de dificultades insuperables.

5. Lo que hace para evitar o tratar de combatir las emociones negativas puede ser más contraproducente que las propias emociones. Usted puede recurrir al alcohol o el exceso de uso de medicamentos recetados para escapar de sentirse mal. Estas sustancias pueden tener efectos negativos a largo plazo sobre el estado de ánimo, la motivación y tienen propiedades adictivas. Usar la comida en exceso puede conducir baja autoestima asociada con el aumento de peso. Enojarse y culpar a otros por sus emociones negativas puede tensar las relaciones.

Lo que usted puede hacer

Si la represión no funciona, ¿Qué se puede hacer cuando se siente triste, enojado o ansioso? A continuación se presentan seis estrategias que pueden ayudar.

1. Permitir que los sentimientos fluyan. Los sentimientos estará ahí de todos modos, así que ¿Por qué no echarles un vistazo? Quizás tienen un mensaje para usted acerca de algo en su vida que necesita cambiar. Tal vez son un síntoma de pasado, acontecimientos dolorosos no resueltos que necesitan más tratamiento y atención. Pueden indicar necesidades insatisfechas que serían útiles prestarles atención. Al invitar a las emociones y dejar que fluyan, se vuelve menos temerosas y vergonzosas. Y, naturalmente, seguirán su curso y pasarán de largo.

2. Separe los sentimientos de los juicios negativos. Es posible que haya aprendido mensajes negativos sobre de las emociones de su familia o cultura. Tal vez usted aprendió que las emociones son un signo de debilidad o que le hacen vulnerable. Si comienza a separar los propios sentimientos de los juicios negativos acerca de ellos, las emociones se hacen más agradable al paladar. Usted comienza a escuchar y a crear más espacio para los sentimientos. Volviéndole más consciente de sus reacciones y de la gente y las situaciones que son factores desencadenantes.


3. Observe la conexión entre los sentimientos y los acontecimientos. Los sentimientos proporcionan información acerca de lo que encuentra agradable o desagradable; a quien ama y, a quien teme. Una vez que entienda la conexión entre los acontecimientos de su vida, sus pensamientos y sus sentimientos, usted estará mejor preparado para cuidarse y proteger sus propios límites. Usted comienza a anticipar cómo va a reaccionar a ciertas personas o acontecimientos, y esto le permite tomar mejores decisiones acerca de cómo pasa su tiempo. Puede anticipar situaciones de alto riesgo emocionalmente y preparar estrategias de afrontamiento de antemano.

4. Tenga una visión más amplia. La ansiedad y la depresión hacen su pensamiento se enfoque en lo negativo, que puede conducir a magnificar el problema. Esto le hace sentir aún más atascado. Puede ayudar tomar deliberadamente un paso atrás y preguntarse a sí mismo si hay una manera diferente de mirar la situación, o cómo un observador no involucrado podría ver las cosas. Hacer algo que le gusta en lugar de preocuparse puede crear un afecto positivo que expande su forma de pensar de forma natural. Esto puede llevar a que llegue a soluciones más creativas que no vería cuando se ven atrapados en un remolino emocional negativo.

5. Practique ser plenamente consciente. Tener plena consciencia es un conjunto de prácticas y una forma de pensar acerca de la vida que se basa en las tradiciones budistas de 3,000 años de antigüedad. Ser consciente significa tener una actitud amable, abierta y de aceptación hacia sus propias experiencias y sus alrededores, cualesquiera que sean. Medite, centrándose en la respiración, o de un paseo por la naturaleza y tenga plena consciencia y atención de las vistas, olores, y los sonidos, estás son buenas maneras de aprender cómo ser consciente. Tener consciencia plena crea una amplitud de mente que permite a las emociones estar allí sin ahogarle.

6. Busque apoyo. A veces, las emociones pueden ser difíciles de manejar por sí solas porque es muy difícil salir de su punto de vista y ver las cosas objetivamente. Puede ayudar obtener apoyo de un amigo, colega o miembro de la familia. Deje que la persona sepa exactamente lo que está buscando, si es apoyo emocional, información o recursos para ayuda. La psicoterapia puede proporcionarle un asesoramiento experto, estrategias de afrontamiento y apoyo emocional para calmar las emociones negativas y encontrar la claridad y el coraje para seguir adelante en la vida.

Aunque las emociones negativas son un reto, hay maneras efectivas de lidiar con ellas. Mediante la práctica de estas estrategias, se volverán más tolerantes y habrá menos probabilidades de quedar atrapado en una espiral descendente de oscuridad.