Cómo aliviar un dolor de muela

Contribuidor: Julio Ruiz  - Página web

frasco con gotero

El dolor de muelas tiene dos causas principales. La primera, es cuando las caries afectan el interior del diente y expone la raíz de un nervio. La otra es cuando las fibras que sostienen el diente en su alvéolo se infectan (llamado absceso). Esta rápida guía le ayudará a aliviar el dolor de muelas independientemente de la causa.

1. Compre un frasco de esencia de clavo y bastoncillos de algodón. Usted puede encontrarlo en la mayoría de herbolarios. Vienen en un frasco pequeño con un gotero adentro. Compre clavo en su supermercado local si no puede encontrarlo. No es tan concentrado, así que no es tan eficaz, pero sentirá algo de alivio. Aplique unas gotas de brote de clavo en el algodón y aplique directamente a la zona dolorida, así como a su alrededor. Puede arder pero es normal, ya que amortigua las terminaciones nerviosas. El ardor dura menos de un minuto y no es tan incómodo como el dolor de muelas.

2. Tome un sorbo de enjuague bucal, no utilice el sabor a menta, y mantenga en la región afectada por dos minutos. Esto va a arder un poco, pero va a funcionar. Tendrá que enjuagar nuevamente cada 1/2 hora a 1 hora.

3. Trate de usar mentol, canela, vainilla, o una solución salina. El agua salada debería ayudar a prevenir la infección como mínimo.
       
4. Lave la zona dolorida con bicarbonato de sodio disuelto en agua tibia.
       
5. Use bebidas alcohólicas fuertes. Tome un trago de whisky, vodka, ron, tequila, ginebra, o cualquier otro licor que tenga a mano. Mantenga cerca de la zona afectada por el tiempo que usted puede tolerar. Este método puede adormecer la muela el tiempo suficiente para que pueda llegar a un dentista, o permitirle que usted duerma.
               
6. Tome un analgésico. Tome algunos analgésicos para aliviar el dolor antes de encontrar una solución más permanente si el dolor es severo.

7. Haga una cita con un dentista. Es probable que usted no puede curar el problema dental en casa, sólo aliviar el dolor. Vaya a su dentista en la primera oportunidad.
 
8. Pruebe la autohipnosis. Un método muy simple, pero eficaz, que se trata de meditar por un corto tiempo. Cierre los ojos y respire profundamente. Repita varias veces. Luego diga a sí mismo que su boca se siente bien, saludable y limpia. Asegúrese de no decir nada negativo en su mente.

Agradece al Autor

Agradece a nuestros contribuidores voluntarios en Facebook:

Usted está aquí: