Remedios Caseros

Beneficios Medicinales del Diente de León

1Beneficios Medicinales del Diente de Leon

Los beneficios medicinales del diente de león incluyen alivio de trastornos del hígado, diabetes, trastornos urinarios, acné, ictericia, cáncer y anemia. También ayuda en el mantenimiento de la salud, cuidado de la piel y los huesos y, además es beneficioso para los programas de pérdida de peso.

 1Beneficios Medicinales del Diente de Leon

A pesar de los beneficios medicinales del diente de león, es tradicionalmente más conocido como una planta con flores ornamentales más que como remedio, porque las flores son hermosas y brillantes y, se ven con frecuencia en jardines y parques. Hay muchas variedades de diente de león, pero el diente de león común es científicamente conocido como Taraxacum Officinale. En cuanto a la historia, se cree que la planta ha evolucionado hace unos 30 millones de años en Eurasia.

El diente de león es rico en vitamina A, C, hierro y calcio y desintoxicantes que explica su presencia común en los medicamentos. A continuación, hay una lista de laso propiedades que nos benefician, además de decorar nuestros jardines.

Beneficios Medicinales del Diente de León:

 1Beneficios Medicinales del Diente de Leon1

Salud Ósea: El diente de león es rico en calcio, que es esencial para el crecimiento y la fortaleza de los huesos, y es rico en antioxidantes como la vitamina C y la luteolina, que protegen los huesos de los daños relacionados con el envejecimiento Este daño inevitable es a menudo debido a los radicales libres, y se identifica con frecuencia con la fragilidad, debilidad y disminución de la densidad ósea.

Trastornos Hepáticos: El diente de león puede ayudar al hígado en muchos aspectos. Mientras que los antioxidantes como la vitamina C y luteolina mantienen el hígado funcionando de forma óptima y lo protegen contra el envejecimiento, otros compuestos en los dientes de león ayudan a tratar la hemorragia en el hígado. Además, los dientes de león ayuda a mantener el flujo apropiado de la bilis, mientras que también estimulan el hígado y la promoción de la digestión. La digestión apropiada puede reducir las posibilidades de estreñimiento, que a su vez reduce el riesgo de problemas gastrointestinales más graves.

Diabetes: El jugo de diente de león puede ayudar a los pacientes diabéticos mediante la estimulación de la producción de insulina del páncreas, manteniendo así el nivel de azúcar en la sangre baja. Dado que los dientes de león son diuréticos en la naturaleza, aumentan la micción en pacientes diabéticos, lo que ayuda a eliminar el exceso de azúcar del cuerpo. Los diabéticos también son propensos a problemas renales, por lo que las propiedades diuréticas de diente de león pueden ayudar a eliminar le azúcar en los riñones con el aumento de la micción. Además, el jugo de diente de león es ligeramente amargo al gusto, lo que reduce de manera efectiva el nivel de azúcar en la sangre, como lo hacen todas las sustancias amargas. Bajar el nivel de azúcar en la sangre de forma consistente y al tener el sistema de insulina más regulado evita problemas para los pacientes diabéticos, por lo que los extractos de diente de león puede ser una solución perfecta.
 
Trastornos Urinarios: El diente de león es un diurético natural altamente eficaz, por lo que ayuda a eliminar los depósitos de sustancias tóxicas en los riñones y el tracto urinario. Las propiedades desinfectantes de dientes de león también inhiben el crecimiento microbiano en el sistema urinario. De hecho, las propiedades diuréticas de los dientes de león son tan conocidas que en Francia, la flor también se llama “pissenlit”, que significa “orinar en la cama”.

Cuidado de la Piel: La savia del diente de león es útil en el tratamiento de enfermedades de la piel que son causadas por infecciones microbianas y fúngicas. Este tratamiento es efectivo por que la savia en altamente alcalina y tiene propiedades germicida, insecticidas y fungicidas. Usted debe tener cuidado al usar esta savia, y evitar cualquier contacto con los ojos. Esta savia se puede utilizar para tratar en los picores, la tiña, el eccema, manchas y otras afecciones de la piel sin el riesgo de efectos secundarios o alteraciones hormonales comúnmente causados ​​por tratamientos farmacéuticos.

Acné: El jugo de diente de león es un buen desintoxicante, diurético, estimulante y antioxidante. Estas cuatro propiedades lo convierten en un tratamiento efectivo para el acné. Antes de tratar el acné, debemos saber saber cuál es su causa. El acné se presenta típicamente durante la adolescencia, cuando el cuerpo experimenta muchos cambios fisiológicos y hormonales. La avalancha de hormonas que provocan los cambios en el cuerpo debe ser regulada, pero si no se mantiene en una relación sana, tienden a depositar sustancias tóxicas en el cuerpo. Estas toxinas salen junto con el sudor a través de las glándulas sudoríparas o glándulas sebáceas en la piel. Durante estos cambios hormonales, estas glándulas secretan más aceites que, al mezclarse con la piel muerta, bloquean los poros y la secreción de toxinas es obstruido. Por lo tanto, las sustancias tóxicas no pueden escapar y, finalmente, dan lugar a acné. Esta situación se ve agravada por las infecciones microbianas en los lugares afectados. El jugo de diente de león, al ser un estimulante, diurético y desintoxicante en la naturaleza, puede ayudar a regular la secreción adecuada de hormonas, aumentar la sudoración y agrandar los poros. Todos estos factores contribuyen a facilitar la eliminación de toxinas a través del sudor y la orina. Por otra parte, la savia del diente de león puede inhibir la infección microbiana y reducir los signos de acné si se aplica externamente a las áreas afectadas. También, puede acelerar su curación debido a su contenido de vitamina C, y las cicatrices y la inflamación roja que sigue tradicionalmente el tratamiento del acné sería un inconveniente menos.

Pérdida de Peso: Nuestro orina se compone de hasta 4% de grasa, así que cuanto más orina, más agua y grasas pierde del cuerpo. El diente de león, al ser diurético por naturaleza, promueve la micción y por lo tanto ayuda a perder el “peso de agua” sin causar efectos secundarios. Por otra parte, los dientes de león son bajos en calorías, como la mayoría de las verduras de hoja. También, los dientes de león a veces se utilizan como edulcorantes, porque no están llenos de azúcares dañinos.

Cáncer: El dientes de león es rico en antioxidantes, como la vitamina C y la luteolina, que reducen los radicales libres (los principales agentes causantes de cáncer), lo que reduce el riesgo de cáncer. También desintoxica el cuerpo, que ayuda a proteger del desarrollo de tumores y diversos tipos de cáncer. La luteolina en realidad envenena los componentes esenciales de las células cancerosas cuando se une a ellos, haciéndolos ineficaces e incapaces de reproducirse. Esta característica se ha demostrado especialmente con el cáncer de próstata, aunque hay otros estudios por realizar.

Ictericia: La ictericia es principalmente un trastorno del hígado en el que el órgano comienza la sobreproducción de la bilis, lo que finalmente entra en el torrente sanguíneo y causa estragos en el metabolismo del cuerpo. El exceso de bilis también se refleja a través del color de la piel y los ojos, que se desarrollan típicamente un tinte amarillo. El tratamiento de la ictericia incluye tres pasos principales. En primer lugar, es necesario limitar la producción de bilis. En segundo lugar, debe eliminar el exceso de bilis del cuerpo, y en tercer lugar, hay que luchar contra la infección viral subyacente. El diente de león es muy eficaz en todos estos pasos. Promueve la salud del hígado y regula la producción de bilis. Al diurético, promueve la micción, para eliminar el exceso de bilis. Finalmente, como un antioxidante y desinfectante debido a la presencia de vitamina C y luteolina, combate infecciones virales. Es más beneficioso cuando se toma con jugo de caña de azúcar, ya que reemplaza el azúcar en el cuerpo reducida significativamente, debido al impacto del exceso de bilis. La falta de azúcar puede causar fatiga y debilidad extrema, por lo que los dientes de león ayudar a aumentar sus niveles de energía después de la infección.

Trastornos de la Vesícula Biliar: El diente de león es muy beneficioso para la vesícula biliar y el hígado, ya que mejoran su funcionamiento general, los protege de los efectos nocivos de los oxidantes y las infecciones, y regula las diversas secreciones de ambos órganos.

Estreñimiento: Ciertos componentes del diente de león, tiene altos niveles de fibra dietética, haciéndolos una ayuda para la digestión y la salud intestinal. La fibra dietética estimula los movimientos intestinales normales añadiendo volumen a las heces, y también reduce las posibilidades de estreñimiento, así como la diarrea. Al regular los movimientos intestinales, pueden prevenir problemas gastrointestinales más graves. El diente de león es comúnmente recetado para los niños con estreñimiento, ya que es relativamente calmante en el estómago. También se ha utilizado para estimular el apetito, en particular después de trauma o cirugía.

Anemia: Los dientes de león son relativamente ricos en hierro, vitaminas y proteína. Aunque el hierro es la parte integral de la hemoglobina en la sangre, las vitaminas como la vitamina B y las proteínas son esenciales para la formación de las células rojas y ciertos otros componentes de la sangre. El diente de león puede ayudar a las personas con anemia a mantener su condición bajo control.

Presión Arterial Alta: La micción es una manera eficaz de reducir la presión arterial. De hecho, la mayoría de los medicamentos modernos para bajar la presión arterial se basan en este fenómeno. El jugo de diente de león, siendo diurético, aumenta la micción, tanto en cantidad como en frecuencia. Por lo tanto, ayuda a bajar la presión arterial alta. La fibra en el diente de león también es útil para reducir el colesterol, ya que el colesterol es uno de los factores que aumenta la presión arterial. Por último, está el alto contenido de potasio en el diente de león, que es muy eficaz en la reducción de la presión arterial mediante la sustitución de sodio.

Otros Beneficios: El humilde diente de león también se pueden utilizar como un vegetal y es una buena fuente de fibra. Promueve la digestión, y en el pasado, fue utilizado para tratar el escorbuto, debido a sus altos niveles de vitamina C. También tiene efectos curativos sobre la dispepsia, las infecciones en el estómago, los intestinos y el sistema urinario. Además, es un remedio muy efectivo para el tratamiento de la artritis y el dolor en las articulaciones.

Advertencia: El diente de león puede ser útil para los diabéticos mediante la reducción de azúcar en la sangre, pero para los pacientes que ya toman moduladores de azúcar en la sangre, esto puede dar lugar a hipoglucemia, una condición igualmente peligrosa. Consulte a su médico antes de añadir suplementos de diente de león como parte de su tratamiento. Además, la savia de dientes de león puede causar picazón, irritación o reacciones alérgicas en la piel. Por último, hay un tipo raro de fibra en los dientes de león llamado inulina, y algunas personas tienen sensibilidad o alergia que puede ser muy grave. Cuando añada diente de león a su dieta por primera vez, ya sea en ensalada, jugo o té, debe empezar poco a poco y prestar atención a la respuesta de su cuerpo.