Cuidado Personal

Cómo ponerse en forma para la temporada de traje de baño

El verano está a la vuelta de la esquina y ya estamos pensado en la playa o la piscina. Y eso, por supuesto, puede venir acompañado de ciertas ansiedades a la hora de ponerse el traje de baño. Si bien no existen formas muy sanas de perder peso rápidamente, la buena noticia es que todavía hay tiempo para perder algunos de esos kilos de las vacaciones. El primer consejo es el más obvio:

Entrenamientos para la temporada de traje de bano1

1. Haga ejercicios

Hacer ejercicios es una obviedad cuando se trata de lograr una figura más delgada, la adición de ejercicios a su rutina diaria le ayudará a librarse de esos kilos molestos. Siga un programa de entrenamiento, use la actividad cardiovascular para ayudar a quemar grasa y no se olvide de incluir ejercicios de tonificación para tonificar el músculo debajo de la piel y darle un cuerpo de playa. No puede simplemente ejercitar sólo a una parte del cuerpo con un tipo de ejercicio para reducir la grasa. Usted tiene que hacer actividad cardiovascular y entrenamiento de resistencia. ¿No tiene una membresía a un gimnasio? No hay problema, caminar y trotar son ejercidos excelentes y hay un montón de DVDs y vídeos de entrenamiento que pede hacer en la comodidad de su hogar.

2. No se prive

Ese trozo de pastel de chocolate puede hacer que esos jeans ajustados se sienten más apretado de lo normal, pero si usted se priva, va a estar más tentada a disfrutar del pastel en cuestión de todos modos. Libérese del sentimiento de culpa y en su lugar, utilice el sentido común cuando se trata de saborear los alimentos que le gustan. Es recomendable negarse a sí mismo muy poco cuando se trata de comida. La restricción de alimentos crea una respuesta que nos deja físicamente y emocionalmente más ansiosos, pero recuerda que la indulgencia tiene que ser moderada. Incluya alimentos sanos en su dieta, como frutas y verduras, que le harán sentir más satisfecha con menos. Además, es buena idea comer despacio, lo que permitirá saborear los alimentos y prestarle atención a su cuerpo.

3. Consuma aguacates

Algunos pueden asumir que esta fruta cremosa puede ser demasiado grasa para el consumo diario, pero en realidad podría ser clave para frenar los antojos. Los aguacates contienen leptina, una hormona estimulante que puede controlar el apetito. Además, los aguacates son una adición deliciosa a cualquier comida.

4. Disfrute de alimentos que queman la grasa

Aunque parezca difícil de cree, hay ciertos alimentos que pueden ayudar a quemar más calorías. Existen tres ingredientes específicos que pueden ayudar con sus esfuerzos para perder peso. Añadir ralladura de limón a ciertos alimentos puede detener la urgencia de comer. La pectina en la cáscara de limón se convierte en un gel pegajoso que es eficiente para la quema de grasa. También la mostaza y el chile sabrosa, son alimentos que ayudan a quemar la grasa, como los limones, todos estos ingredientes se pueden encontrar fácilmente en su supermercado local. Los pimientos picantes, como chiles jalapeños, tienen un compuesto que activa a las células a quemar la grasa almacenada aumentando su tasa metabólica en un 25 por ciento. Además, desde una cucharadita de mostaza durante la comida puede aumentar el metabolismo en un 20 a 25 por ciento.

5. Coma granos integrales

Si hay una cosa que todos los entrenadores y nutricionistas recomiendan, es evitar el consumo de almidones blancos. En vez de eso, coma granos integrales, que son ricos en fibra, y lo hará sentir lleno por más tiempo, especialmente si lo come para el desayuno. Y mientras que la adición de granos enteros a cualquier dieta es una decisión inteligente, se advierte ser consciente de la cantidad de alimentos que consume en general, como el tamaño de las porciones.

6. Limite el consumo de alcohol

Los mojitos de menta podría ser perfecto para relajarse, pero también están llenos de azúcar. Controlar las porciones también se aplica en el número de bebidas que toma. El alcohol no es eficiente para la pérdida de grasa. Incluso en pequeñas porciones, el alcohol tiene un efecto en la capacidad de su cuerpo para utilizar las grasas para obtener energía, lo que altera el equilibrio de la nutrición, fluidos y hormonas necesarias para perder perso. Intente no tomar más de dos copas y beba lentamente. Esto no sólo le ayudará a disfrutar de su cóctel más, pero será menos probable que busque los aperitivos del bar. Si necesita un poco de ayuda para adaptarse a un ritmo más lento, beba un agua carbonara con un poco de limón entre cócteles.

7. Disfrute de las proteínas

Las proteínas son alimentos esenciales para una comida equilibrada. Se necesita más energía para digerir las proteínas que los carbohidratos o las grasas. Eso significa que los alimentos ricos en proteínas queman la grasa de forma natural. Añada más de las variedades magras de pavo, res y pescado graso a su dieta. Las fuentes vegetarianas de proteínas son el tofu, nueces y granos (las proteínas vegetales son más incompletas que las proteínas derivadas de animales, así que es importante tomar un suplemento si es vegetariana).

8. Consuma toronja

¿Necesita otra razón para abastecerse de frutas? En un estudio de 2006 publicado en el Journal of Medicinal Food, los pacientes obesos que consumían media toronja (o pomelo) antes de las comidas eran más propensos perder peso. Mientras que la conexión entre comer toronja y bajar de peso se desconocen, este cítrico está lleno de agua y fibra, dos elementos esenciales para lograr un cuerpo esbelto. Sólo asegúrese de consultar con un médico antes de añadir toronja en su dieta diaria, ya que podría entrar en conflicto con ciertos tipos de medicamentos.

9. Relájese

Asegurarse de obtener la cantidad adecuada de descanso no sólo le revitaliza, sino que también reduce el estrés, lo que ayuda a mantenerle en forma. Recuerde que la mayoría de los adultos necesitan de 7 a 8 horas de sueño por la noche. Si no descansa lo suficiente, su cuerpo no le permitirá perder peso de manera natural porque está fatigado.Y cuando se trata de reducir el estrés, hacer ejercicio también puede ayudar con eso. El estrés aumenta los niveles de cortisol en el cuerpo. El cortisol y la grasa corporal, especialmente la grasa del vientre, están relacionados. El ejercicio es un reductor de estrés natural. Mezcle y pruebe un poco de yoga o tai chi para conseguir esas respiraciones profundas.