Limpieza y Orden

Cómo Limpiar el Horno

Como Limpiar el Horno

¿Quiere una estufa brillante y un horno limpio sin sudar mucho? Aquí están algunos sencillos pasos para ayudarle.

Como Limpiar el Horno

 

Limpieza del Horno

Retos mayores

  1. Salpicaduras en los quemadores y perillas
  2. Derrames carbonizados en la parte de abajo del horno
  3. Ventana grasienta en la puerta

1. Limpie la estufa

Mientras que usted no va a hacer un trabajo agotador, habrá un poco de suciedad por lo que póngase sus guantes de goma para empezar. Para una estufa de gas, retire las tapas de los quemadores, las parrillas, y los mandos de control, y ponga en el fregadero lleno de agua muy caliente y jabón para lavar platos. A medida que estos se ablandan, sumerja una esponja de fregar en el agua del lavabo, escurra y pase a la estufa, prestando especial atención a cualquier mancha alrededor de los quemadores. Enjuague con agua limpia; deje secar. Luego vaya el fregadero y limpie cada artículo con su esponja (la mayor parte de la suciedad debe desprenderse fácilmente). Enjuague y seque las partes; vuelva a montar la cubierta. Para una estufa eléctrica, repita el método de remojo con las bandejas de goteo y perillas, pero no con los quemadores, que no deben ser sumergidos. Para una estufa eléctrica suave, limpie la superficie con un estropajo no abrasivo y un limpiador de estufas líquido. Por último, sumerja una esponja con agua jabonosa caliente, escurra bien y limpie los controles. Enjuague y deje secar.

2. Limpie los derrames del horno

Los residuos quemados y pegados a la parte de abajo de su horno puede desprender olores y humo. Si usted tiene tiempo para ejecutar un ciclo de auto limpieza, incluso un corto de dos horas, es la mejor opción. En caso contrario, sólo concéntrese en las peores manchas. Tome una espátula metálica y quite suavemente de cualquier piezas sueltas, con un poco de suerte, esto por sí solo puede hacer el truco. Si no, rocíe generosamente amoníaco con una botella de spray. Deje durante al menos cinco minutos, luego espolvoree suficiente bicarbonato de sodio para cubrir la mancha por completo; añada sólo unas gotas de vinagre blanco. Deje que haga burbuja por un minuto o dos, luego frote la mugre con una esponja. Enjuague con una esponja húmeda y limpia.

3. Limpie el cristal

Para suavizar cualquier película de grasa, rocíe el interior de la ventana con el mismo amoníaco sin diluir; deje reposar. Después de unos minutos, frote hacia abajo el cristal con un estropajo no abrasivo. Enjuague con una esponja húmeda y seque con una toalla de papel o un paño de microfibra.

Facilite la limpieza la próxima vez

Evite las manchas cubriendo los quemadores contiguo con tapas de ollas extra al saltear, y use papa  de aluminio para cubrir la parrilla y evitar residuos quemados.
    
Si ocurre un derrame en el horno, espolvoree con sal para absorber el desastre. Cuando esté frío, empuje la mancha crujiente suelta con una espátula; limpie con un trapo.

También Vea: Cómo preparar un limpiador de horno natural