Soluciones

Cómo mantener la humedad en un hogar sin humidificador

El calor de los hornos, el fresco del aire acondicionado y la calefacción pueden acabar con la humedad en un hogar. El aire seco produce que la piel se reseque y agriete y puede agravar las alergias y sinusitis. Los humidificadores introducen humedad en el aire y hay formas alternativas de producir y mantener la humedad dentro de una casa sin utilizar un humidificador.

Instrucciones

  • Llene ollas con agua y colóquelas cerca de la calefacción en el hogar. Coloque los recipientes de forma que nadie se tropiece con ellos. Coloque las ollas de agua junto al radiador, si tiene uno.
  • Abra la puerta del baño después de tomar un baño o ducha y permita que el vapor salga. Evite encender el ventilador para que el vapor pueda fluir a través de las habitaciones.
  • Llene recipientes decorativos de agua en toda la casa. Añada pétalos de flores o dos o tres gotas de perfume si lo desea. El agua se evapora de los cuencos proporcionando humedad en el aire. Vuelva a llenar los cuencos a medida que se evapora.
  • Hierva una olla grande de agua en la estufa. No coloque una tapa sobre la olla para que el vapor llene el aire.
  • Abra un poco las ventanas cuando llueva. Evite que la lluvia sature el alféizar de la ventana. Revise las ventanas periódicamente para asegurarse de la lluvia no se filtre y cause daños en la cortina o el piso.