Negocios y Empleo

Cómo renunciar a un empleo

¿Está planeando un cambio de carrera o simplemente un cambio de compañía? Esta guía le ayudará a renunciar a su trabajo con gracia sin cerrar ninguna puerta que pueda crearle oportunidades en el futuro.

Como renunciar a un empleo2

1. Tenga otra opción de trabajo disponible y empice el proceso de solicitud. Este paso es opcional, por supuesto, pero facilita las cosas al final.
 
2. Notifique a la compañía con tiempo. Hable con su jefe a solas una vez que haya tomado la decisión, y sea cortés. En la mayoría de los casos, dos semanas de anticipación es la norma. Sin embargo, no es raro que las empresas requieren hasta seis semanas. Revise su manual de empleado o hable con el departamento de Recursos Humanos de su empresa. Esta medida funciona mejor que escribir una carta formal indicando su intención de abandonar la empresa. Al mínimo, una carta de renuncia debe constar la fecha actual, con el último día de trabajo (teniendo en cuenta las directrices de anuncios seguidos por su empleador en particular), y un agradecimiento a la empresa por la oportunidad de trabajar allí. También es bueno agregar que usted está dispuesto a ayudar durante el período de transición (entrevistar o entrenar un empleado nuevo), ya sea que se le pida o no es irrelevante, el punto aquí es que usted ofrezca su ayuda.

3. Si usted se está entrevistando para otras posiciones, mientras todavía está empleado, debe decidir si desea que otras empresas contacten a su empleador actual. Si lo hace, tiene que hablar con su superior y dejarles saber que usted está buscando trabajo en otros lugares. Si no lo hace, esté preparado para responder a las preguntas con respecto a su decisión en la entrevista.
 
4. Debe darle su carta de renuncia a su superior directo. Haga copias adicionales para el departamento de Recursos Humanos de su empresa, y conserve uno  en sus archivos personales para referencia a en le futuro. En la mayoría de los casos, habrá seguimiento de los trámites que usted tendrá que completar con el departamento de Recursos Humanos antes de su partida. Haga su carta de renuncia lo más concisa posible. Sea discreto y respetuoso, evite los insultos y acusaciones, ya que puede terminar en un despido anticipado.
   
5. Siempre es una buena idea llegar con una buena actitud y una tarjeta de agradecimiento por su supervisor en su último día con la empresa. Esto le hace ver como una buena persona y trabajador. Las impresiones finales son casi tan importantes como las primeras.