Cuidado Personal

Exfoliador Natural de Azúcar en 4 Pasos

Exfoliador Natural de Azucar en 4 Pasos

La exfoliación es uno de los pasos más importantes para mantener nuestra piel sana y bella. La mayoría de nosotros no somos conscientes de que la composición básica de todos los productos de belleza costosos tiene su origen en la naturaleza. Así, es el caso de productos para la exfoliación. Al igual que cualquier producto de exfoliación corporal y tratamientos de barro, este exfoliador de azúcar también puede hacer un trabajo excelente en la limpieza, la exfoliación y la hidratación de la piel.

Exfoliador Natural de Azucar en 4 Pasos

Un exfoliante de azúcar mejora la apariencia y textura de piel al exfoliar e hidratar. El azúcar produce varios compuestos como el ácido glicólico, que es un ácido alfahidroxi que funciona para eliminar la suciedad y las células muertas de la piel. A diferencia de otros productos, no contienen gránulos ásperos que puedan perjudicar la piel y causar irritación. Este tratamiento es muy eficaz para limpiar los poros. En cuatro sencillos pasos, usted puede hacer un exfoliador natural de azúcar en casa.

Exfoliador natural para el cuerpo

Ingredientes

  • 1/2 taza de azúcar gruesa
  • 1/2 taza de azúcar blanca y fina
  • 4 cucharadas de aceite de oliva, vegetal, aceite de bebé o aceite de sábila (aloe)
  • 1/2 cucharada de aceites esenciales como lavanda, sándalo o vainilla

Instrucciones

Paso 1: Tome un envase de plástico limpio. Ponga el azúcar gruesa y fina en el recipiente y mezcle bien.

Paso 2: Poco a poco agregue el aceite a la mezcla de azúcar y revuelva con una cuchara. Agregue suficiente aceite de acuerdo a su preferencia y mezcle adecuadamente.

Paso 3: Añada sus aceites esenciales favoritos y mezcle adecuadamente. Esto dejará un agradable aroma ayudando a relajar la mente y los sentidos.

Paso 4: Guarde en un frasco limpio y plástico. Su exfoliante de azúcar está ahora listo para usar.

Los exfoliadores caseros no tienen ningún efecto secundario, alergia o cualquier otro riesgo. En la ducha después de enjabonar, frote una pequeña cantidad de exfoliador de azúcar suavemente sobre su cuerpo y enjuague con agua fría. Listo, disfrute de una piel suave, limpia y radiante durante todo el día.