Recetas

Cómo preparar pesto

albahaca, queso y mortero

¿Qué hacer con toda esa albahaca al final del verano? El pesto hecho en casa es versátil y simple, pero tiene un sabor muy gourmet y añade sabor a cualquier plato de pasta.

albahaca, queso y mortero


Cómo preparar pesto

Ingredientes

  • 3 a 4 tazas de albahaca fresca
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1/2 taza de nueces de pino picadas
  • 1/2 taza de queso italiano (parmesano o romano)
  • 2 a 4 dientes de ajo (al gusto)
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Coloque las semillas de pino en una bandeja para hornear y hornee a 400 grados de 5 a 10 minutos o hasta que estén doradas.
  2. Corte el ajo, el queso y las nueces.
  3. Agregue los ingredientes picados en un procesador de alimentos con una buena cantidad de aceite de oliva virgen.
  4. Añada la albahaca y la sal y la pimienta al gusto. Vierta más aceite de oliva, según sea necesario para lograr una consistencia suave.
  5. Sirva sobre pasta.

pesto sobre pasta

Consejos

  • Asegúrese de tener cuidado al tostar los piñones, ya que cuando están tostados a la perfección se queman en cuestión de segundos. Usted sabrá que están bien tostados cuando se pueden oler, y se doren ligeramente.
  • Trate de usar dientes de ajo asados en vez de crudo para un sabor más suave y más dulce. Calienta el horno a 350 grados para asar un bulbo de ajo, corte la parte superior de una cabeza de ajo, para que la parte de arriba de los dientes están expuestos. Coloque la cabeza en una hoja de papel de aluminio, y vierta aceite de oliva, envuélvalo en papel de aluminio, y ase en el horno de 30 a 45 minutos. La cabeza de ajo estará lisa cuando su casa entera huela a ajo, y los dientes estén suaves al tacto. Podrá pelar la cáscara con facilidad si aprieta suavemente.
  • Las recetas para el pesto son por lo general directrices … y deben ser adaptadas a su gusto. Trate de añadir aceite de oliva, el ajo o queso más o menos al gusto. También puede probar otros frutos secos como las nueces.
  • El pesto se puede congelar para utilizar posteriormente. Asegúrese de congelarlo en un recipiente hermético y se mantendrá durante meses. Para congelar los tamaños individuales, trate de congelar en una bandeja de cubitos de hielo. Un “cubito de pesto” puede hacer un plato de pasta caliente delicioso.
  • Sirva pesto para untar con pan fresco, galletas, palitos de pan, pizza, platos de pollo, o añada unas cucharadas a una ensalada casera. Deje que su creatividad vuele.
  • Puede utilizar nueces tostadas en lugar de piñones, son más económicas y dan un sabor a nuez muy agradable similar a los piñones cuando están tostadas. Puede utilizar casi cualquier tipo de fruto seco, así que adelante y experimente.
  • El pesto puede hacerse con una variedad de hierbas. Pruebe de rúcula o cilantro. También añada perejil fresco a la albahaca da al pesto un color verde saludable y brillante.
Compartir en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest