Cómo cultivar albahaca

Contribuidor: Zuly Tejada  - Página web

La albahaca es una de las hierbas más populares del mundo, siendo un ingrediente clave en las cocinas de muchos países del sudeste asiático, y por supuesto, Italia. Su popularidad se debe a la variedad de sabores, tamaños y colores disponibles, y por ser fácil de cultivar ya sea en el suelo o en macetas. Todo lo que necesita hacer es proporcionar un suelo rico y abundante sol y agua.

albahaca

1. Elija un sitio que reciba pleno sol. Al igual que la mayoría de las hierbas, la albahaca crece mejor en suelos bien drenados, modificado con materia orgánica. Así que use abono a una profundidad de 1 a 2 pulgadas antes de sembrar.
       
2. Siembre las semillas de albahaca directamente en el suelo cuando el peligro de las heladas haya pasado y la temperatura del suelo llegue a los 60 grados F. Disperse las semillas en el suelo, cubra con la palma de la mano con un 1/4 de pulgada de suelo fino o abono.
       
3. Mantenga el suelo uniformemente húmedo, especialmente cuando las semillas vayan a germinar.
       
4. Pode las plántulas cuando tengan de dos a tres conjuntos de hojas, para que estén de 6 a 10 pulgadas de distancia.
       
5. Si desea obtener resultados al instante usted puede comprar las plantas de albahaca en un vivero. Sólo tenga en cuenta que habrá una selección más pequeña de las variedades disponibles cuando usted compra las plantas en lugar de las semillas. Corte las puntas justo encima de un conjunto de hojas para estimular el crecimiento más tupido cuando la planta tenga seis pulgadas de alto.
       
6. Fertilice con emulsión de pescado líquido cada dos semanas durante los primeros dos meses y luego una vez al mes hasta el final de la temporada de crecimiento.
       
7. Elija hojas frescas jóvenes siempre que las necesite, y elimine las flores tan pronto como los brotes aparezcan. Mientras más a menudo cosecha, más crecerá la planta. Si necesita una gran cantidad de hojas a la vez, puedes usar la mitad de la planta y fertilizar inmediatamente.
       
8. No almacene las hojas de albahaca en el refrigerador porque se tornan de color negro poco apetecible. En su lugar, mantenga la albahaca fresca durante varios días colocando los tallos en un recipiente lleno de agua en luz solar directa.

Agradece al Autor

Agradece a nuestros contribuidores voluntarios en Facebook:

Usted está aquí: