Finanzas Personales

4 Consejos sobre etiqueta financiera

4 Consejos de etiqueta financiera


El tacto es lo mas difícil de mantener, cuando se trata de asuntos de dinero. Aquí hay algunos consejos de expertos en etiqueta financiera sobre la mejor forma de lidiar con situaciones difíciles.



4 Consejos de etiqueta financiera

1. En un restaurante, sus amigos sugieren dividir el costo de la comida de manera uniforme, pero la comida suya cuesta menos. Repartir la cuenta equitativamente es probablemente la mejor manera de manejar esta situación si se trata de personas con las cuales no tiene contacto con frecuencia. Lo mismo ocurre si usted almuerza regularmente con amigos y el precio de la comida suya normalmente suele ser casi lo mismo que el de ellos. Usted no desea ser la persona que esté sacando la calculadora.

Sin embargo, está bien pedirle a su mesero una cuenta separada antes de la comida si usted a menudo sale a comer con personas que tienden a ordenar las comidas y bebidas más costosas. De hecho, sus compañeros de mesa apreciaran poder pedir todo lo que quieren sin sentirse como una imposición.



2. Se le pide un contribución para un regalo de grupo en la oficina, pero usted no se lleva bien con esa persona. Usted no está bajo ninguna obligación de participar o explicar sus razones para rechazar la solicitud. El organizador no debe presionarle. Hable con sus colegas de confianza si las solicitudes de dinero en la oficina llegan a ser abrumadoras. Lo más probable es que se sientan de la misma manera. En ese caso, usted podría sugerir modificar la práctica en lugar de eliminarla, como por ejemplo, hacer una fiesta de oficina una vez al año de cumpleaños en lugar de comprar un regalo o salir a almorzar cada vez que un compañero tenga una ocasión especial.



3. Un amigo le pide que apoye su causa favorita, pero usted prefiere elegir sus propias actividades de caridad. Decir ‘no’ de forma cortés es una respuesta aceptable. Usted puede explicarle a su amigo la razón, pero no es necesario. Sin embargo, sea diplomático. Si usted le está rechazando porque no le gusta la caridad, no hable mal de una causa que es obviamente importante para la persona. Suavice su respuesta felicitando a su amigo, diciéndole que admira su generosidad. Y tenga en cuenta que si dicha persona ha donado a sus causas en el pasado, hay una expectativa de que su contribución sea un poco más alta.



4. Un miembro de la familia le pide un préstamo, pero usted no se siente cómodo dándole un préstamo. Lo más probable es que quien solicita el préstamo se siente igual de incómodo que usted.  Probablemente usted sea el último recurso, y nadie quiere hacerlo. Sea comprensivo al decir ‘no’, y no mienta sobre su razones. Por ejemplo, no diga que usted no presta dinero cuando lo ha hecho en el pasado.



Intente ayudar a la persona de otra forma si es posible. Por ejemplo, puede ofrecer  ser una referencia de trabajo. Pero evite firmar un préstamo, especialmente si tiene dudas sobre la capacidad del prestatario para pagar. Si la persona no paga el préstamo, es probable que usted tenga que pagarlo y esto puede afectar sus finanzas. Pero si usted presta dinero a alguien, debe poner el acuerdo por escrito con términos explícitos, tales como el interés y las fechas de vencimiento.