Ideas

Cómo preservar los arreglos florales

Las flores proporcionan belleza, color y fragancia en su casa todo el año. Preserve sus arreglos florales una vez dentro, ya sea que provengan de su jardín o floristería. Los consejos para mantener los arreglos florales en buen estado incluyen añadir conservantes, que es alimento, suministrar la cantidad de agua adecuada, hacer los cortes correctos, y mantener las flores en una combinación de temperaturas cálidas y frescas.

arreglo florar de rosas naranjas

Cortar los tallos

Recorte sus flores con un cuchillo o unas tijeras afiladas, corte alrededor de 1/2 pulgada del tallo. Es recomendable recortar en un ángulo de 45 grados de modo que la parte inferior del tallo continúe absorbiendo agua y no se asiente en el fondo del vaso. Luego, arranque las hojas de la parte del tallo que estarían bajo el agua. Las hojas sumergidas fomentan el crecimiento bacteriano, lo que significa que las flores se marchitan con mayor rapidez.

Florero limpio y agua tibia

Asegúrese de que su florero esté limpio y llénelo con agua tibia, ya que el agua entre los 100 y 110 grados Fahrenheit. Asegúrese de mantener el nivel del agua a 2 pulgadas de la parte superior del florero todos los días. Las flores cortadas necesitan abundante agua y absorben grandes cantidades de sus tallos, flores y hojas.

Preservativos Florales

Utilice conservantes y preservativos comerciales, encontrados en floristerías o viveros o haga su propia receta para alimentar a sus flores. Hay varias recetas fáciles para hacer.

  1. La primera receta es mezclar 2 tazas de bebida carbonatada de lima-limón, 2 tazas de agua y 1/2 cucharadita de lejía de cloro.
  2. La segunda receta contiene 2 cucharaditas de jugo de limón, 1 cucharadita de azúcar, 1 cuarto de galón de agua y 1/2 cucharadita de lejía. Cambie el agua cada dos días o cuando se ponga turbia, usando preservativo nuevo con cada cambio.

Ambientes cálidos y frescos

Si es posible, coloque el vaso en un garaje en frío (a más de 35 grados Fahrenheit) o en el refrigerador para preservar sus flores, cuando no están en exhibición. El aire frío puede duplicar la vida de las flores cortadas. Las orquídeas, sin embargo, son las únicas flores que necesitan estar a temperaturas superiores a 50 grados Fahrenheit. Asegúrese de que las flores estén tan lejos de fuentes de calor como sea posible, incluyendo la chimenea, rejillas de ventilación o la televisión.