Negocios y Empleo

La reunión que no va a ninguna parte

La próxima vez que usted se encuentre atascado en una reunión de negocios interminable, no se quede ahí sentado y sufriendo en silencio, pero en cambio tome acción.

La reunion que no va a ninguna parte

 

Muchas personas se han sentido atrapados en reuniones de negocios largas donde dan rodeos sin rumbo de un tema a otro. Tome el control y en lugar quejarse, sea lo suficientemente valiente como para proponer una solución:

1. Hágase el tonto. Pídale a alguien en la habitación, de preferencia al mejor comunicador, que le ayude a entender cuál es el problema que se está tratando de resolver y lo que debe hacerse para resolverlo.

2. Identifique quién toma las decisiones. A veces las reuniones resultan más largas porque nadie sabe quién es el responsable de la decisión. Pregunte quién es y si está listo para decidir.

3. Empiece la reunión con las personas adecuadas. ¿Hay personas ausentes que deben estar en la reunión? Sugiera que programen la reunión para un momento en que todos los interesados puedan estar presentes.