Ejercicios y Nutrición

Nutrientes en la dieta: el colágeno y la elastina

El colágeno y la elastina son dos compuestos importantes a base de proteínas de la piel y otros tejidos conectivos. El colágeno proporciona fortaleza, resistencia y forma a los tejidos conectivos, mientras que la elastina proporciona elasticidad y flexibilidad. Cuando usted consume productos de origen animal, usted consume colágeno y elastina que su cuerpo metaboliza en aminoácidos para construir proteínas nuevas. Por lo tanto, los alimentos ricos en ciertos aminoácidos proporcionan a su cuerpo con los elementos necesarios para sintetizar su propia fibras de colágeno y elastina.

Nutrientes en la dieta- el colageno y la elastina1

Nutrientes en la dieta: el colágeno y la elastina

Colágeno

El colágeno se produce de la proteína y es el componente principal de los tejidos conectivos, tales como la piel, tendones, ligamentos, cartílago, vasos sanguíneos y los huesos. Hay cinco tipos de fibras de colágeno, con la variedad de tipo 1 siendo la más común en el cuerpo. El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo, lo que representa alrededor del 75 % de la piel y 30 % del contenido total de proteínas. Las fibras de colágeno son ricas en dos aminoácidos procesados, hidroxilisina e hidroxiprolina. Para que su cuerpo produzca estos aminoácidos, necesita fuentes dietéticas de vitamina C, lisina y prolina.

Elastina

La elastina también es una proteína que se encuentra en el tejido conectivo con propiedades elásticas, las cuales son especialmente útiles en la piel, las arterias mayores, ligamentos, la vejiga y los pulmones. La elastina se combina generalmente con las fibras de colágeno para formar grupos de colágeno. Para producir elastina, su cuerpo necesita los mismos aminoácidos que para el colágeno, la lisina y la prolina, así como algunos otros aminoácidos básicos que se encuentran en una variedad de alimentos. También el ácido hialurónico y el cobre son esenciales para unir las fibras de colágeno y elastina para formar más colágeno, así como para la reparación y la sustitución de las fibras de colágeno.

Alimentos ricos en lisina y prolina

Suministrar a su cuerpo con los bloques de construcción para producir colágeno y elastina es una manera lógica de estimular su producción. Las claras de huevo y el germen de trigo son una fuente especialmente buena de prolina. Esencialmente todas las carnes magras, pescado y productos lácteos son una buena fuente de lisina, al igual que los cacahuetes y otros frutos secos y semillas.

Alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C se encuentra en muchas verduras y frutas, especialmente los tipos cítricos como limones y pomelos. Otros alimentos ricos en vitamina C son las naranjas, fresas, kiwis, guayabas, brócoli, pimientos y coles de Bruselas.

Alimentos ricos en ácido hialurónico y cobre

Las fuentes ricas de ácido hialurónico incluyen algas, los productos de la soja, la batata, el aguacate y mango. El ácido hialurónico también puede ser metabolizado a partir de cartílago animal, así que las alas de pollo y la carne de sopas caseras son también buenas fuentes. El cobre se encuentra en las vísceras, especialmente el hígado y los mariscos tales como carne de cangrejo, almejas y ostras. Otras buenas fuentes son las avellanas, semillas de girasol, maní, lentejas y cereales de trigo triturado.

Nutrientes protectores

Los alimentos que contienen nutrientes que tienen efectos protectores sobre las fibras de colágeno y elastina incluyen ajo, el té verde, las bayas y frutas de color rojo y azul oscuro, como las cerezas, arándanos, moras y frambuesas.

Nutrientes en la dieta- el colageno y la elastina2