Remedios Caseros

Remedios caseros para aliviar el dolor

Los medicamentos tradicionales alivian cualquier dolencia de forma muy efectiva pero hay remedios caseros que sirven para aliviar dolores musculares y articulares ayudando a reducir el malestar. Considere estos remedios si sufre de músculos torcidos, dolores de cabeza o de estómago.

Alivio natural para el dolor.

Dolor de cabeza

Un remedio casero popular para los dolores de cabeza es frotar una o dos gotas de aceite de menta en las sienes y masajear en la piel. El aceite de menta detiene las señales de dolor que son enviadas al sistema nervioso central.

Esguince

Los método para tratar un esguince muscular son el reposo, aplicar hielo, aplicar presión y elevar el área afectada. Cubra el área con una toalla, y coloque una compresa de hielo sobre la herida para reducir la hinchazón. Mantenga el hielo en el área afectada por intervalos de 15 minutos varias veces durante el día. Envuelva el esguince con una venda de tela para aplicar presión en los vasos sanguíneos y capilares. La presión impide que la sangre se propague internamente por el resto de la zona. Por último, mantenga el área elevada para reducir la presión arterial y los daños a los vasos sanguíneos en el área afectada.

Dolor estomacal

El té de manzanilla es una excelente fuente de alivio por aquellos que sufren de dolor abdominal y es particularmente útil en el tratamiento de la acidez estomacal. El jengibre es también un excelente remedio casero para el dolor de estómago. Beba una infusión de jengibre sólo o mezclado con limón y miel para el dolor abdominal.