Remedios Caseros

Cómo aliviar un oído infectado

Las infecciones del oído pueden ser muy dolorosas, las causas las más comunes son los resfriados y otras infecciones virales, la inflamación de las adenoides, la limpieza del oído, los oídos tapados con cera o agua, entre otras.

Cómo aliviar un oído infectado

Aplique una compresa caliente en el oído infectado una vez al día. Aplicar calor al oído puede ayudar a aflojar cualquier líquido acumulado. También puede reducir el dolor y la presión asociada con la infección. Cubra con una toalla u otra tela gruesa. Deje el paquete caliente en la oreja durante treinta minutos.

Vierta aceite de ajo en el oído infectado con un gotero. El ajo tiene un ingrediente activo llamado alicina que actúa como un antibiótico natural. Ponga dos o tres gotas de aceite de ajo en el oído infectado dos veces al día. También puede utilizar cápsulas de aceite de ajo. Rompa una cápsula por la mitad y vierta el líquido en el oído infectado con cuidado.

Vierta gotas de aceite del árbol de té en el oído infectado. El aceite del árbol de té puede reducir el dolor asociado con la infección y contiene propiedades antisépticas, siendo un antibiótico natural que puede ayudar a reducir la infección. Use un gotero limpio, coloque dos gotas de aceite del árbol de té en el oído infectado dos veces al día.

Aplique una compresa de sal caliente en el oído infectado. Caliente una taza de sal yodada en un horno de microondas o el horno. Ponga la sal en un paño limpio y aplique en el oído infectado. Asegúrese de que la tela no tiene agujeros antes de aplicar y deje en la oreja durante unos treinta minutos. La sal caliente saca el líquido acumulado en el oído infectado poco a poco.

También vea: Remedios Caseros para las Infecciones de Oído