Soluciones

Usos para los Restos de Cáscaras de Frutas y Verduras

A algunas personas les gusta pelar sus frutas, mientras que a otras no. Algunas personas juran por los beneficios de los nutrientes y la fibra que se encuentra en la cáscara, otros evitan el sabor o la textura, o prefieren quitar la capa externa para reducir la cantidad de plaguicidas que ingieren. Independientemente de sus preferencias, las cáscaras de los cítricos, papas y otros vegetales, frutas y tubérculos tienen más de una vida.

20 Usos para los restos de cascaras de frutas y verduras

Trate de usar productos orgánicos en estas aplicaciones, y asegúrese de lavarlos bien. Y si usted no tiene tiempo o no necesita de ellos en este momento, la mayoría pueden ser congelados para su uso posterior.

Usos en el hogar

Limpie la grasa: Antes de sacar los productos limpieza (tóxicos) en la cocina, pruebe el limón. Espolvoree el área afectada con sal o bicarbonato de sodio (para actuar como un abrasivo) y luego frote con mitades de limón. (Tenga cuidado usando el limón en superficies delicadas como el mármol).
 
Brille la cafetera: Para hacer que su cafetera de vidrio vieja brille agregue hielo, sal y pedazos de limón a la cafetera vacía, revuelva la mezcla por uno o dos minutos, vacíe y enjuague bien.
 
Limpie su tetera: Para limpiar el depósito mineral que se acumula en teteras, llena el recipiente con agua y añada un puñado de cáscaras de limón y lleve a ebullición. Apague el fuego y deje reposar por una hora, vacíe y enjuague bien.
 
Haga colorante de tela: Las cáscaras de granada son excelente para teñir telas. Utilice una olla de acero inoxidable lo suficientemente grande como para cubrir el tejido, llene de agua caliente y añada las cáscaras, luego, deje durante la noche. Caliente el agua y las cáscaras a fuego lento al día siguiente. Retire las cáscaras y añada la tela mojada. Caliente a fuego lento durante una hora y deje enfriar durante la noche. Retire el día siguiente, enjuague con agua fría. Lave con colores similares.

Usos en la cocina

Haga ralladura: Si tiene limones, limas, naranjas o pomelo, pero no tienen una necesidad inmediata de ralladuras, la puede hacer de todos modos y congelarla para uso futuro. Las ralladuras cítricas son un elemento versátil para tener a mano y añadir sabor en cualquier número de platos. Utilice la parte pequeña de un rallador. Trata de raspar apenas la capa externa, la capa blanca de la médula es amarga. Congele en un recipiente hermético. Para secar, extienda la cáscara en una toalla y deje hasta que se seque, almacene en un frasco limpio.
 
Haga polvo de extracto de cítrico: Haga ralladura asegurándose de quitar la médula y deje que se seque, unos tres o cuatro días. Ponga en la licuadora (o molinillo de especias ) y pulverice. Guarde en un frasco limpio.
 
Haga azúcar cítrica: Hacer polvo de extracto de cítricos y añada al azúcar. También puede utilizar ralladura fresca, ponga en un frasco con azúcar, permita que el aceite de la cáscara infunda el azúcar y saque.
 
Haga pimienta de limón: Mezcle extracto de polvo de cítrico con pimienta recién abierta.
 
Haga aceite de oliva cítrico: Maje la cáscara de cítricos en un mortero con un poco de aceite de oliva. Coloque en un frasco con más aceite y deje reposar durante seis horas. Cuele en un frasco limpio.
 
Haga infusiones: Infunda la miel o el vinagre con cáscaras de cítricos colocando en un frasco y dejando que filtre los sabores. Cuele el líquido y guárdelo en un frasco limpio.
 
Haga patatas fritas: Mezcle cáscaras de papa con suficiente jugo de limón y aceite de oliva para cubrir uniformemente. Coloque las cáscaras de papa en una bandeja para hornear y cocine a 400 grados, revolviendo una vez, hasta que se doren (unos 10 minutos). Sazone al gusto.
 
Prepare caldo: Hierva las cáscaras de papa, pieles de cebolla, cáscaras de zanahoria, los restos de puerro, etc para hacer un rico caldo de verduras. (También guarde los tallos de las hierba fresca para añadirlas).
 
De un toque de sabor a la sopa: Las cortezas de queso (sin cera) se pueden poner en sopas, guisos, estofados y caldos para dar un impulso increíble de sabor y textura.
 
Mantenga el azúcar morena suave: Si usted regularmente se encuentra con la azúcar morena endurecida en su despensa, pruebe de añadir un poco de cáscara de limón (sin restos de pulpa y médula) para evitar que se endurezca.
 
Haga azúcar de vainilla: Si utiliza vainilla fresca, después de raspar el grano, agregue la vaina para hacer azúcar infundida con sabor de vainilla.

Haga cáscara confitadas: Use las cáscara de limón y naranja frescas confitadas para hacer un rico postre.

Usos para la belleza

Haga un exfoliador de azúcar y plátanos: Espolvoree azúcar en el lado de la carne de las cáscaras de plátano y utilice como un exfoliador suave. Frote suavemente en todo su cuerpo y luego enjuague en la ducha.
 
Refresque su rostro: Para un hacer tónico facial natural, frote las cáscaras de naranja o de toronja en su cara (evitando los ojos) y luego enjuague con agua tibia.
 
Hidrate: Frote la parte carnosa de la cáscara de aguacate en la cara para una crema hidratante rica.
 
Alivie las ojeras: Las cáscaras de patata pueden reducir la hinchazón de los ojos, así como las ojeras, sólo presione la parte húmeda de las cáscaras frescas de la piel durante 15 minutos.

No tire los desechos de las frutas y verduras a la basura, úselos a su ventaja. Las cáscara están llenas de sabor y vitaminas y tienen mucho que ofrecer.

También vea: 11 Razones para Guardar los Restos del Café Molido